Swami Gurú Devanand Saraswati Ji Maharaj

CLOSE

El Hatha Yoga y sus Orígenes

marzo 1st, 2019

Hatha Yoga, que literalmente significa “unión a través de la disciplina de la fuerza”, es una disciplina del Yoga que enfatiza el dominio del cuerpo como una forma de alcanzar un estado de perfección espiritual en el que la mente se retira de objetos externos. Hatha Yoga ha crecido en popularidad en Occidente como una forma de ejercicio que desarrolla fuerza, flexibilidad, relajación corporal, y la concentración mental.

En la India, el Hatha Yoga se asocia con la tradición popular de los Yoguis de la escuela Natha Sampradaya, a través de su fundador Matsyendranath.

Casi todos los textos de Hatha Yoga pertenecen a los sidhas de Nath, y los más importantes son acreditados al discípulo de Matsyendranath, Gorakhnath o Gorakshanath. Matsyendranath, también conocido como Minanath o Minapa en Tibet, es celebrado como santo en las escuelas de Hatha Yoga hindú y en la escuela tántrica.

Sin embargo, el Hatha Yoga también se ha asociado con el Dashanami Sampradaya (“La orden de los Swamis”, tradición monástica hindú de renunciación, generalmente asociada al Vedanta Advaita) y a la figura mística de Dattatreya (Avatar de la Trimurti).

De acuerdo con Dattatreya, hay dos formas de Hatha Yoga: una practicada por Yajñavalkya (Sabio védico, considerado uno de los primeros filósofos de nuestra era), que consiste en una de las ocho partes o pasos del Ashtanga Yoga, y otra practicada por Kapila, que consiste en ocho mudras.

Actualmente, el texto fechado más antiguo que describe el Hatha Yoga, es el Amṛtasiddhi del siglo XI, el cual proviene de un medio budista tántrico. Los textos más antiguos que usan la terminología del Hatha, forman parte de la escuelas budistas Vajrayana (varias tradiciones budistas de tantra y de “mantras secretos”, que se desarrollaron en la India medieval y se extendieron al Tíbet, Bután y el este de Asia). Más tarde los textos de Yoga adoptan las prácticas del Hatha Yoga y los mudras, en un sistema filosófico asociado a Shiva, fusionándolo también con los métodos de Laya Yoga que se centran en la elevación del Kundalini, a través de los canales de energía y de los Chakras.

En el siglo XX se hizo popular en todo el mundo el desarrollo del Hatha Yoga, centrándose particularmente en Asanas (las posturas físicas), como una forma de ejercicio físico. Esta forma moderna de Hatha Yoga es ahora ampliamente conocida como “Yoga”.

Incluso si el Hatha Yoga remonta sus orígenes especialmente a Gorakhnath, se cree que se extiende al menos hasta Patanjali (siglo II a. C. o siglo V de nuestra era), autor de los clásicos Yoga-Sutras.

Sin embargo, se cree que el Hatha Yoga proviene de las enseñanzas de Patanjali porque este último detallo en los Yoga Sutras las “Asana”, que contrariamente a la creencia popular de que “las Asanas” se refieren a posturas de Yoga, la palabra en realidad significa “estar sentado en una posición firme, agradable y relajada, que sea ideal para la meditación”, y no a Posturas.

Las posturas del Hatha Yoga, aunque tienen muchos grandes beneficios, no es a lo que Patanjali se refería en sus Sutras. El propósito de la Asana es permitir que uno se eleve por encima de la conciencia del cuerpo. Una columna vertebral recta es necesaria, porque cuando se medita, la energía debe elevarse libremente en la columna vertebral. Uno puede considerar que ha dominado una Asana, cuando se mantiene en ella, permaneciendo completamente inmóvil, con una espina recta, erguida, por un mínimo de tres horas. La inmovilidad nos permite darnos cuenta de las energías internas del cuerpo.

5 1 votar
Califica al artículo
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡SIGAMOS EN CONTACTO! 😎

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias! Prometemos no enviar nunca spam. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para más detalles.

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta!x
()
x