Swami Gurú Devanand Saraswati Ji Maharaj

CLOSE

La Renunciación – Swami Guru Devanand Saraswati Ji maharaj

marzo 1st, 2020

El Swami Guru Devanand Saraswati Ji Maharaj dijo (en su libro “Junto al Maestro”):

El SANNYASIN (renunciante) debe abandonar el mundo ilusorio que es causa de ligadura y sufrimiento y debe identificarse siempre con el Alma. Es la forma correcta de eliminar la ignorancia.

Solamente los discípulos de una primera categoría son RENUNCIANTES verdaderos. Esas son cualidades muy superiores que casi nadie puede lograr. Hay que estar muy cerca del SER SUPREMO para obtener tan profunda Gracia Divina, y la mayoría de las personas son muy débiles de mente como para dedicarse completamente a la OBRA DEL MAESTRO. Un verdadero RENUNCIANTE es un gran Sabio Maestro Iluminado o está muy cerca de conseguirlo.

Hari Om al eterno Gurú, cuyos sagrados pies de loto están adornados por las grandes verdades proyectadas a través de los sagrados Vedas y Upanishads. El Maestro es el Sol auto luminoso que proyecta las enseñanzas espirituales a través de su gran conocimiento y sabiduría.

Sólo a los servidores fieles del Gurú se les llama Sannyasin (renunciantes) aunque no sean doctos en las Escrituras Sagradas. Todos los demás sólo llevan la ropa de Sannyasin.

Visitante: “Maestro, yo veo muy mal que un hombre deje a su familia y no cumpla con su deber de padre y esposo por dedicarse a la vida espiritual, después de procrearlos. Hace mal en abandonarlos, dejándolos desamparados y tristes”.

Maestro: “Si es para dedicarse con sinceridad y humildad a la vida espiritual, el individuo puede renunciar a todo, no importa lo que sea. Porque el objetivo de vivir es para lograr un desarrollo espiritual. La vida no tiene otra finalidad. Cuando el esposo muere, la esposa y los hijos siguen viviendo sin él. ¿No es lo mismo?”

Cuando se habla de renunciación, la gente se asusta y siente miedo de dejar a su familia y a sus bienes materiales. Pero cuando uno nace, nace solo y desnudo. Entonces no tiene ningún apego. Cuando la gente renuncia a los bienes materiales sólo renuncia a la miseria, que produce apego y egoísmo.

El verdadero renunciante es aquél que renuncia al odio, a la avaricia, al rencor, al miedo, al orgullo, a la ira, a la vanidad, a los celos, al deseo egoísta, a la agresividad, a las preocupaciones y al fanatismo.

Cuando un hombre renuncia al deseo egoísta, al apego y al odio, ¿qué gana?

Entonces se hace una persona muy Espiritual y nace en él el amor inegoísta, la comprensión, la humildad, la sinceridad, y el deseo de ayudar a otros. Como consecuencia de estos cambios internos surge en su interior la llama de la paz continua, armonía, dicha, alegría, salud, fuerza de voluntad, dominio propio, seguridad en sí mismo, y conocimiento supremo.

El renunciante es un ser humano que se despoja de todos los vicios, deseos, apegos, egoísmos y libre de estas terribles cadenas se eleva por sobre las miserias de la vida y se remonta a la Fuente de la Sabiduría, Conocimiento, Dicha Absoluta: QUE ES EL SER SUPREMO.

5 2 votos
Califica al artículo
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

¡SIGAMOS EN CONTACTO! 😎

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias! Prometemos no enviar nunca spam. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para más detalles.

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta!x
()
x